implantes

El implante dental nos devuelve la función y estética de dientes perdidos. Por éstos la persona puede comer virtualmente cualquier cosa y sonreír con confianza, a sabiendas que luce totalmente natural, integrándose de manera armónica a la boca.

Es un pequeño poste de titanio que se atornilla en el maxilar en el mismo lugar que ocupaba la muela, y sobre éste se coloca la corona de porcelana, para así devolver la función al aparato masticatorio.

Los implantes están cambiando la forma en la que viven las personas, devolviéndoles la confidencia de poder hablar, comer, reír y disfrutar de la vida.

Es adecuado para mí?

Si usted, como muchos otros, piensa que el implante es la solución para su problema, nos complacerá diagnosticar su caso. En la consulta se evaluará con examen bucal y radiográfico su situación, más sus espectativas. En ciertas situaciones es necesario solicitar estudios radiológicos extras y valoración clínica de su estado de salud. Lleve a la consulta nota de los medicamentos que toma e informe al cirujano de cualquier dolencia que padezca.

Con las radiografías se estudia la cantidad y calidad ósea que usted presenta en la zona, siendo necesario en ciertos casos regenerarlo en una cirugía previa (generalmente si ha pasado mucho tiempo desde la extracción de la muela)

Tiempos

En un principio se coloca el implante (que es la raíz artificial de titanio que se atornilla en el hueso) y posteriormente hay que esperar unos 3 o 4 meses a que cicatrice y se ¨suelde¨al hueso. Pasado este tiempo, se toman las medidas para fabricar la corona de porcelana que se atornilla de manera permanente dentro del implante.

Opción Implante Láser

La tecnología láser hace de este procedimiento mucho mas confortable y preciso. Es la de elección para aquellas personas que tienen ansiedad o miedo a las agujas, ya que no se utiliza el torno y no requiere realizar puntos. También cabe destacar que es la elección recomendada para pacientes que tengan condiciones médicas especiales por la acción esterilizante de la luz láser. También lo utilizamos para la regeneración ósea (elevando el porcentaje de hueso formado, de manera sustancial), para los injertos de hueso en el seno maxilar (haciendo de este procedimiento complejo, algo rápido, simple y confortable para el paciente) y también se lo utiliza en la segunda etapa del tratamiento, que implica la toma de medidas para la corona de porcelana, para no requerir el uso de anestesia, bisturí ni suturas.